Archivos Mensuales: junio 2012

Lluvia amarilla

Estándar

Lluvia amarilla que rodea la pupila

ángeles derrotados que caen en las gotas, golpean la calle, la tierra, las piedras

vejez alterna con inmadurez, pero los años dejan las hierbas ver

amarilla es su piel y sus vellos dorados

los ansuelos de sus manos ya no pescan con cuidado

tiemblan…..

 

Cascos galopantes tras las trompetas del cielo

son cuatro o siete, no lo recuerdo, pero vagabundos serán siempre entre mito, magia y religión

alvores de los pensadores culturales del mundo

la escuela de intelectules que mueren por ti en el topus uranus

y sigue su curso, epur si moeuve!!

entonces las profesías son ciertas y sus acontecimientos pronto de jarán de existir

miras la lluvia que cae frente a tus ojos

ese niño atrapado en la gota

eres tú dejando la copa de sangre en la carne

 

la costilla del creador, después de todo no era para ella

la eterna acompañante de cada animal

la razón de tus sueños ¡Empújame!

no hay vacío en el que pueda viajar sin sus organismos vivos

ellos siempre irán

¿O dejarán de existir junto a él?

mas bien es la muerte que redunda sus brazos, pies, caderas, espalda

mcuho tiempo de espera sin querer y la madeja de historias cambia de parecer

 

Newton vio la manzana, él ya no ve

la lluvia amarilla cubrió sus ojos

esta sentado y pensó que así era como quería perder

entonces ganó más de lo que esperaba

su tiempo rojo se trasforma en marrón y ocre

sernido entre metal, madera o tierra

polvo viejo que quizo

 

 

retroalimentación negativa

se integró al suelo, aire, agua y fuego

los demás seres desperdiciaron agua mirando gotas caer muy cercca

y todo por él

la lluvia amarilla ya se terminó

pero él no fue ni será el único portador

ni la última generación

adios

La presentación III

Estándar

En el añño del 2006 llegaro otros dos al Estado, se integróa si un pequeño equipo de3 en La capital, teniendo otra en La Ciudad fronteriza máss importante del estado, Juárez. Se prestó un momento importante en la historia del desarrollo de esa antropología forense mexicana, porque a poco se fueroon dando cuneta lass autoridades de la importancia que representa contar con  expertos en esta disciplina forense.

No obstante, la academia no creía a un en ellos o al menos, creo, su arrogancia quizás no los dejaba ver que un futuro próspero estaba por venir, pero nadie les hizo caso, mas ellos continuaron con su labor de antropólogos físicos. Dos de ellos, en particular dieron continuidad al comienzo arduo de las antesesoras y al siguente año, ellos ordenaron la dministración de esa infotmación, getionaron lo necesario para mejorr la operatividad y funcionalidad de los preocedimientos que tenían que seguir, tomaron la batuta en los lgares de lass invetigaciones forenses y comenzaron a difundirlo en el máss prestigiado Colouio de antropología física del país y varios presenciaron su esffuerzo, pero sólo uno se acerccó a decir: Muy bien, pero les falta mucho!!

Sirvió para reforzar el ímpetu, la investigación seria, reconocer los errores y mejorarlos, así como seguir por el camnio profesional del antropólogo como servidor público.

Continuará……